¿Qué lineamientos definen en la actualidad la relación Argentina-México?

Aunque integran bloques económicos distintos, Argentina y México mantienen ciertos lazos diplomáticos con beneficios reales y potenciales en lo comercial, industrial y científico. Los sectores de petróleo, autopartes y agroalimentos, en la agenda.

A lo largo de 2014, Argentina y México estrecharon los lazos que allá por 2008 tomaran oficialmente vigencia a través del Acuerdo de Asociación Estratégica (AAE). Este instrumento, ratificado ese mismo año por el poder legislativo de ambas naciones, sentó las bases para profundizar la cooperación en materia política, comercial, educativa, cultural, científica y tecnológica, basada en la reciprocidad, el interés común y la complementariedad.

En ese marco, a fines de marzo pasado el Secretario de Relaciones Exteriores de México, José Antonio Meade Kuribreña, y el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Argentina, Héctor Timerman, encabezaron una fecunda agenda relacionada a la integración productiva en los sectores de autopartes, petróleo y agroalimentos.

Entre otros temas de actualidad, el funcionario sudamericano agradeció el apoyo de México en la causa judicial iniciada por los tenedores de deuda argentina no reestructurada (holdouts). Dicha postura fue ratificada en las últimas semanas, junto a la de decenas de países, en medio del recrudecimiento de las disputas entre Argentina y los fondos buitre. Este caso puede sentar un antecedente sobre el principio de inmunidad jurisdiccional y de ejecución de los Estados, dificultar futuras reestructuraciones de deuda soberana e incrementar el costo del financiamiento de los países.

Otro aspecto destacable de esta agenda fueron las iniciativas conjuntas en materia de cooperación técnica y comercial para el sector automotriz. Por el lado de Argentina, participaron directivos y empresarios agrupados en la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) y de la Asociación de Fabricantes Argentinos de Componentes (AFAC). Como contrapartes, estuvieron presentes funcionarios de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y de la Industria Nacional de Autopartes de México (INA).

En el encuentro se subrayó la importancia de achicar la brecha tecnológica, aumentar el comercio bilateral asegurando la sustentabilidad, recuperar cuotas propias de mercado, y trabajar en los costos logísticos.

La inclusión de este sector en la agenda bilateral 2014 resulta alentadora si recordamos que la industria de las cuatro ruedas fue eje de disputas entre Argentina y México en materia de intercambio comercial. A mediados de 2012 y de manera unilateral, la nación sudamericana había suspendido el acuerdo vigente hasta ese momento, materializado en el Apéndice I del AAP.CE/55 (Acuerdo de Alcance Parcial de Complementación Económica Nº 55) signado en el marco de la ALADI.

En junio de ese año, la administración de Cristina Fernández había dejado sin efecto el citado Apéndice I, denominado “Sobre el Comercio en el Sector Automotor entre la Argentina y México”. Esta medida motivó la solicitud ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) de un panel por parte de México, tras fracasar la etapa de Consultas. Cabe remarcar que este recurso estaba contextualizado por un rechazo generalizado de varios Estados y bloques económicos frente a las continuas medidas de comercio administrado que Argentina aplicaba (y sigue aplicando) para regular las variables de su sector externo.

Finalmente, en diciembre de 2012, se firmó en Montevideo el Cuarto Protocolo Adicional del Apéndice I, que prorrogó el acuerdo y estableció nuevos parámetros para el comercio bilateral de automotores, en cuanto a plazos, desgravaciones arancelarias y asignación de cuotas.

Agroalimentos y petróleo

La agenda 2014 del AAE entre Argentina y México también incluyó trabajos conjuntos en el área de agroalimentos y petróleo, así como la firma de un Memorándum de Entendimiento entre el Centro Nacional de Metrología (CENAM) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Argentina (INTI), con miras a facilitar la colaboración en el campo de metrología, calidad y pruebas.

En lo referente al sector petrolero, hubo encuentros entre las principales cámaras y empresas de Argentina y funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex), tendientes a buscar sinergias y oportunidades de negocio para que empresas argentinas del sector de petróleo y gas puedan ser proveedoras de Pemex. Con similar horizonte, hubo avances en los primeros acuerdos de promoción de inversiones y joint ventures binacionales con transferencia de tecnología.

En el área de agricultura, los funcionarios de ambas naciones acordaron fortalecer la cooperación científica y técnica en las temáticas de siembra directa, utilización del silobolsa, desarrollo de la vitivinicultura e implementación de sistemas de riego.

Programas argentinos como la Siembra Directa responden a una de las necesidades de fortalecer la agricultura sustentable (en México se realiza la labranza de conservación). En igual sentido, el Programa Agro-Silos (almacenamiento de granos y oleaginosas en cilindros de polietileno o bolsas de plástico) representa una alternativa para el desarrollo de infraestructura en sistemas de almacenaje práctico y económico.

Otro punto en común es la cooperación entre el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) para avanzar en la armonización de los protocolos fito y zoosanitarios, a fin de fortalecer el intercambio comercial agroalimentario.

Más allá del marco normativo a nivel bilateral (AAE), regional (ALADI) y multilateral (OMC) de los lazos entre Argentina y México, las áreas vinculantes trascienden el mero intercambio comercial, llegando a la cooperación y armonización en áreas técnicas y científicas. Evitar experiencias como las del sector automotor será clave para que los beneficios se traduzcan a la economía real de manera sostenida y sin altibajos.

Nota publicada en la edición de Octubre 2014 en la Revista Mundo Logístico, de México. Click aquí para ver.

 

Por Lic. Gino Baldissare

Toda la información difundida en este blog es exclusivamente a título personal. No es vinculante a las organizaciones y empresas en las que me desempeño o me he desempeñado.

Post relacionados
Ventanilla Única de Comercio Exterior: las experiencias latinoamericanas

En el marco del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de la OMC,las ventanillas únicas representan una de las herramientas másimportantes. Seguir leyendo

Perspectivas y desafíos del comercio exterior argentino

En materia operativa, comercial y de inversiones, Argentina debe consolidar los pasos hacia el nuevo rumbo iniciado hace dos años. Seguir leyendo

Enviro-transport

The world goodbye 2014 facing one of the major health crises in the last years. Who are, and what role Seguir leyendo

Comparte este post