En materia operativa, comercial y de inversiones, Argentina debe consolidar los pasos hacia el nuevo rumbo iniciado hace dos años. La voluntad política, una pieza clave.

Escasa competitividad en el sector industrial, déficit comercial, excesiva dependencia de ciertos socios comerciales, y elevados costos operativos (principalmente logísticos). No son pocos los desafíos a los que se enfrenta el comercio exterior argentino; sobre todo si consideramos:
• El alto grado de correlación entre varios de ellos, dejando entrever que, de hecho, el déficit comercial es una consecuencia de los otros tres factores.
• El escenario actual se debe a décadas y décadas de desidia e inacción, por lo que el apoyo político juega un papel crucial para brindar soluciones sustentables.

Mejorar la competitividad es uno de los principales desafíos, fundamentalmente debido a los distintos enfoques a partir de los cuales deben encaminarse las acciones por parte del sector público y el privado.

Es necesario abordar la competitividad desde una perspectiva integral, lo cual implica no considerar sólo las variables económicas, sino también las de facilitación de comercio y eficiencia operativa. Iniciativas como el desarrollo de la VUCE, la plataforma Trámites a Distancia (TAD) y la implementación del Acuerdo de Facilitación de Comercio de la OMC son algunos de los pasos que se están dando en firme en dicha dirección.

Por otro lado, es importante no depender estrictamente del tipo de cambio, sino afrontar todas las variables económicas que contribuyen a la competitividad (costo laboral, financiamiento de inversiones, costos logísticos, etc.). Por ejemplo, la Administración General de Puertos (AGP) está realizando ingentes esfuerzos para reducir los costos portuarios para importaciones y exportaciones. Asimismo, la negociación permanente de pautas salariales en base a expectativas de inflación (y no en base a inflación pasada) es otro de los puntos clave a fin de mejorar variables de productividad.

En materia de relaciones comerciales internacionales, la actual Administración ha tomado con especial prioridad la reconstrucción de vínculos saludables con distintos líderes y organismos multilaterales; lo cual se refleja no sólo en las giras que el Presidente Mauricio Macri viene realizando alrededor del mundo, sino también en su rol de anfitrión ante la visita de mandatarios y funcionarios clave.

Un papel preponderante juega la negociación y re-negociación de acuerdos comerciales, como el Mercosur-Unión Europea y el ACE 6 con México, respectivamente. Sobre este punto es importante remarcar la necesidad de evitar escenarios de excesiva dependencia (los cuales se observan por ejemplo en la industria automotriz argentina respecto a Brasil). En esa línea, un acuerdo automotriz como el firmado con Colombia podría atenuar los efectos de la dependencia de dicha industria con el país carioca.

Asimismo, es clave el establecimiento de una posición negociadora firme sobre los productos de mayor relevancia para el país. En tal sentido, el acuerdo Mercosur-Unión Europea tiene como principal obstáculo lograr un entendimiento en materia de productos agrícolas y alimentos; sectores donde no pocos miembros de la UE aplican fuertes medidas proteccionistas. Por tal motivo, la no concreción de dicho acuerdo no debe ser vista por Argentina como un traspié en su proceso de re-inserción internacional, sino como una oportunidad para replantear su visión sobre los canales más adecuados para concertar acuerdos con el mundo.

En resumen, la consolidación de los primeros pasos iniciados en diciembre de 2015 implicará, para gobierno y empresas, trabajar sobre múltiples variables en simultáneo, con miras a que la internacionalización de los productos argentinos sea competitiva y sustentable per se y en un amplio rango de mercados.

Nota publicada en la edición de Noviembre 2017 de la Revista Negocios Internacionales, de Perú. Click aquí para descargar.

 

Por Lic. Gino Baldissare

Toda la información difundida en este blog es exclusivamente a título personal. No es vinculante a las organizaciones y empresas en las que me desempeño o me he desempeñado.

Post relacionados
Lo que la COP25 dejó para América Latina

La recientemente finalizada COP25 ha dejado algunos sinsabores en cuanto a resultados técnicos y políticos. No logró avances en la Seguir leyendo

Avances de Argentina en materia de Ventanilla Única de Comercio Exterior

El país sudamericano está dando grandes pasos en el desarrollo de su VUCE. El aprendizaje de otras experiencias latinoamericanas, una Seguir leyendo

Latinoamérica, la UE y la importancia de los acuerdos comerciales

“En geopolítica ocurre como en el fútbol: si dejas espacios libres, te los ocupa el rival. China es muy consciente Seguir leyendo

Comparte este post