eComex, el “e-cosistema” tecnológico del comercio exterior

Pocas disrupciones en el comercio internacional son comparables con la que está generando la tecnología. Desde un punto de vista histórico, tal vez el contenedor haya tenido un efecto semejante.

Pero cabe aclarar que no sólo fue necesario que a Malcom McLean se le viniera la idea a la cabeza, ni fue suficiente con llevarla a la práctica fabricando el primer contenedor. Fue clave desarrollar todo un ecosistema en torno a esa caja de metal: buques, grúas, vehículos terrestres, estándares internacionales, normativa aduanera y capacitación del capital humano, entre otros.

¿Qué es el eComex?

El eComex es un “e-cosistema” constituido por 6 elementos que interactúan entre sí para impulsar, construir y consolidar el uso de tecnología informática aplicada al comercio internacional.

Dicha interrelación toma forma entre actores públicos y privados para desarrollar, en términos normativos y tecnológicos, la versión digital de los documentos y de los flujos de información relacionados a los negocios internacionales.

El gráfico muestra los puntos de interacción entre el quién (empresas y gobiernos), el qué (documentos y flujos de información) y el cómo (regulaciones y tecnología).

Al profundizar dentro de cada uno, encontraremos elementos que han surgido en el actual contexto de digitalización del comercio exterior, conviviendo con los que ya formaban parte del sector.

Sector privado

Según su rol en la cadena global de suministros, los actores privados pueden ser impulsores y generadores de digitalización, como así también meros y simples usuarios.

Incluye a exportadores e importadores, y a todos los proveedores de servicios conexos al comercio internacional; pero también contempla a nuevos actores surgidos por la disrupción tecnológica:

  • Freight forwarders digitales.
  • Software ERP para comercio exterior.
  • Data analytics aplicada a transporte internacional y a investigación de mercados.
  • Digitalización de documentos y flujos de información.
  • Track & Trace.

Sector público

En la esfera de los gobiernos nacionales, la figura principal del Estado es la Ventanilla Única de Comercio Exterior (VUCE), como punto de encuentro entre operadores privados y organismos públicos para trámites y gestiones relacionadas al comercio internacional.

El componente público incluye, además, acuerdos (bilaterales, regionales o multilaterales) y organismos internacionales en los cuales están representados los gobiernos nacionales.

Documentos y flujos de información

El qué de la digitalización comex está respondido por los documentos y flujos de información que se generan en el marco de una operación de negocios internacionales.

  • Documentos: si bien constituyen información en sí mismos, ameritan un tratamiento aparte por la complejidad de su transición al formato digital y de la validez jurídica del mismo, la cual es clave para lograr su interoperabilidad global. Incluye a los documentos de transporte, declaración aduanera, certificados de origen, certificaciones por reglamentos técnicos oficiales, instrumentos de cobro y pago, etc.
  • Flujos de información: fuera de lo documental, son los datos generados por cada agente operativo y comercial de la cadena de suministros (arribos y partidas, contingencias operativas, bookings, liberaciones aduaneras, tendencias de mercado, precios y cotizaciones, etc.), como así también los reportes y estadísticas que transforman esos datos en información.

Normativas y tecnología

Una aclaración sobre el componente normativo del eComex es que abarca tanto las regulaciones oficiales a nivel de gobiernos nacionales y organismos internacionales, como así también los estándares técnicos definidos por otros actores de este ecosistema.

El factor tecnológico tiene estrecha relación con ambos para digitalizar el comercio exterior; especialmente con los documentos, dado que no se trata de la versión digital de un documento impreso, sino de que su estructura, contenido y firma sean digitalizados mediante sistemas informáticos que:

  • Tengan validez jurídica ante los gobiernos.
  • Cumplan con estándares aceptados por otros actores del ecosistema.
  • En lo posible, estén basados en tecnología blockchain.

Jugadores tecnológicos del ecosistema

En el sector público, como se dijo anteriormente, la parte tecnológica principal está representada mayormente por las VUCE nacionales de los distintos países.

En el sector privado la composición es más diversa. Esto debido a que han surgido nuevos modelos de negocios; tanto para la digitalización de documentos y procedimientos ya existentes, como para la gestión de información con mayor enfoque en toma de decisiones.

Si bien la tabla seguramente no representa un relevamiento exhaustivo, algunas apreciaciones generales pueden realizarse para entender la dinámica que está teniendo este mercado:

  • Empresas originarias de más de 30 países distintos, localizados en 4 continentes; mostrando poca concentración geográfica en iniciativas de este tipo.
  • Algunas empresas son tecnológicas con más de 30 años en el mercado, que han sumado servicios de tecnología para comercio exterior y transporte internacional a sus líneas de negocios.
  • Otras empresas han surgido como startups, específicamente para comex, y tienen menos de 5 años de vida.
  • Se ha identificado un proceso de expansión por parte de un grupo tecnológico que (además de tener su propia plataforma de digitalización comex) desde 2017 ha estado adquiriendo empresas de tres segmentos distintos: ERP, freight forwarders digitales y digitalización.

Jugadores normativos del ecosistema

Tanto a nivel público como privado, el factor normativo está teniendo avances no sólo en cuanto a legislación y estandarización, sino también en materia institucional.

  • Digital Container Shipping Association (DCSA): conformada por compañías navieras y líneas marítimas, trabaja en el desarrollo de estándares digitales para todo el flujo de información del transporte internacional y para la adopción del BL electrónico (eBL).
  • Future International Trade Alliance (FIT Alliance): está integrada por la DCSA, además de Bimco, la Federación Internacional de Asociaciones de Freight Forwarders (FIATA), la Cámara de Comercio Internacional (CCI) y Swift.
  • Comité Marítimo Internacional (CMI): integrado por asociaciones nacionales de derecho marítimo, ha establecido reglas para el eBL, y realizado en 2022 un relevamiento sobre la situación normativa de los países en torno su uso.
  • International Group of P&I Clubs: aseguran gran parte de la carga transportada vía marítima. En tal sentido, si un eBL es emitido por un sistema informático aprobado por este grupo, el embarque que respalda ese eBL queda asegurado.

En cuanto a la esfera pública, es clave el rol de los acuerdos comerciales entre países y/o bloques económicos, por cuanto pueden consolidar las bases para el mutuo entendimiento normativo y tecnológico. Un ejemplo de ello es el trabajo de la Alianza del Pacífico en materia de interoperabilidad de las VUCE nacionales de sus Estados miembro.

Asimismo, también en materia de organismos internacionales hay un rol preponderante por parte de las clases dirigentes. No sólo entra aquí el rol de la OMC y la OMA, sino también el de organismos que no son exclusivamente de comercio internacional, pero que tienen comisiones o grupos de trabajo con objetivos y funciones inherentes al mismo.

  • Convenio de la ONU sobre el Contrato de Transporte Internacional de Mercancías: ha establecido las Reglas de Rotterdam.
  • Comisión de la ONU para el Derecho Mercantil Internacional (UNCITRAL): ha impulsado la Ley Modelo sobre Documentos Transmisibles Electrónicos (MLETR) y contiene dos grupos relacionados a digitalización: Grupo de trabajo VI (Documentos de Transporte Multimodal Negociables) y Grupo de Trabajo IV (Comercio Electrónico).
  • Centro de la ONU para Facilitación de Comercio y Comercio Electrónico (UNCEFACT): pertenece a la Comisión Económica de la ONU para Europa (UNECE), y tiene entre sus áreas técnicas de trabajo, el desarrollo de estándares, modelado de datos, etc.

Ubicarse en el ecosistema

Es oportuno retomar el diagrama inicial para conocer cómo se pueden ir ubicando los integrantes de cada componente, tomando como ejemplo algunos de los actores citados anteriormente.

La DCSA y el CMI se ubican en la convergencia de sector privado, normativa y flujo de información. No obstante, si pudiera verse el cubo desde la perspectiva opuesta, también iría ubicado en el segmento inferior, que correspondería a documentos.

Las plataformas de digitalización irían ubicadas de igual forma a como en la imagen se ubican los ERP, dado que su tecnología aplica tanto para documentos como para flujos de información.

A partir de lo expuesto hasta aquí (conceptos preliminares, actores intervinientes, tendencias de mercado, etc.), ciertos hitos parecen marcar el horizonte del eComex para los próximos años.

Importantes objetivos

Interoperabilidad y escalabilidad podrían resumir a la perfección el camino para seguir consolidando el eComex.

Es clave el mutuo entendimiento a nivel de regulaciones y estándares tecnológicos. A su vez, esta reciprocidad debe darse entre gobiernos, entre agentes privados, y a nivel público-privado. Iniciativas como las citadas de FIT Alliance o de la Alianza del Pacifico con sus VUCE son un claro ejemplo de ello.

La interoperabilidad dará lugar a una más rápida adopción por parte de los operadores, permitiendo así que los nuevos negocios digitales surgidos en este ecosistema sean escalables globalmente.

El caso mencionado del grupo tecnológico que ha adquirido empresas de digitalización, ERP y freight forwarders digitales, permite interpretar una estrategia de integración vertical.

Se pone así de manifiesto la importancia de la compatibilidad tecnológica entre las herramientas informáticas que se emplean a lo largo de la cadena de suministros al momento de gestionar documentos y flujos de información.

Finalmente, los objetivos aquí mencionados permiten identificar ciertos desafíos, y resumirlos en dos grandes ideas en torno a la tecnología y la normativa.

Tecnología a velocidad de negocios

Las ideas marcan el horizonte y la tecnología encuentra los medios para llegar. Una idea disruptiva puede prescindir de la tecnología para aparecer, e incluso ser el puntapié para desarrollarla; permitiendo así materializar nuevos modelos de negocios y de facilitación del comercio exterior.

En este sentido, el eComex no se está desarrollando en un contexto estático de negocios, que puede esperar a que lo digital se consolide, para luego retomar su marcha. La digitalización debe avanzar mientras el comercio internacional también evoluciona.

Normativa a velocidad tecnológica

Así como las ideas no esperan a la tecnología, ésta no espera a la normativa, que es la que debe aportar, en tiempo y forma, un marco legal al desarrollo y evolución del eComex.

En tal sentido, debe saber contemplar los necesarios períodos de transición hacia lo digital; pero igualmente, puede empujar los avances estableciendo la obligatoriedad del uso de documentos digitales cuando las condiciones técnico-operativas ya estén dadas.

Igualmente importante es que las regulaciones no den lugar a la discrecionalidad en el uso de lo digital, tanto en el sector público como privado. El acompañamiento de normas y estándares a la tecnología debe en la práctica evitar usos y costumbres que, otrora válidos y aceptados, puedan representar obstáculos para una adopción digital plena.

El ecosistema digital que facilita el comercio

Como todo ecosistema, para entender el eComex debemos enfocarnos en cómo está compuesto, quiénes lo integran, y cómo interactúan entre sí y con el entorno. Este artículo se ha propuesto aportar un granito de arena a tal propósito; pero sin dejar de remarcar, a modo de cierre, que la digitalización responde a un concepto macro de nivel superior.

La idea esencial y subyacente es la facilitación de comercio. Ésta puede lograrse con simplificación normativa, reingeniería de procedimientos, y digitalización de tareas y documentos. La facilitación puede tener lugar sin tecnología, siendo lo digital un elemento más, pero no el único.

Los temas abordados en esta nota permiten concluir que necesidad práctica, tendencia cultural, búsqueda de nuevos modelos de negocios y voluntad política, entre otros desencadenantes, pueden ser el puntapié inicial y/o el vehículo de iniciativas facilitadoras del comercio exterior.

Nota publicada en Febrero 2023 en el portal Trade News (click aquí para ver).

Por Lic. Gino Baldissare

Toda la información difundida en este blog es exclusivamente a título personal. No es vinculante a las organizaciones y empresas en las que me desempeño o me he desempeñado.

Post relacionados
Compras públicas: los portales oficiales como fuente en información en mercados externos

La información es uno de los activos más valiosos en el mundo de los negocios. Internet ha estado desempeñando un Seguir leyendo

Blockchain: propuesta del BID en materia de certificación de origen

La tecnología Blockchain se ha vuelto protagonista en la agenda de los negocios internacionales, especialmente en lo que se refiere Seguir leyendo

Servicios de tracking online en el transporte marítimo

En la actualidad, están disponibles cada vez más servicios de información online sobre el estado de buques y puertos en Seguir leyendo

Comparte este post